Segunda planta solar fotovoltaica de origen japonés ayudará a cubrir demanda energética uruguaya de fuente renovable

Segunda planta solar fotovoltaica de origen japonés ayudará a cubrir demanda energética uruguaya de fuente renovable
Uruguay renovó su matriz energética y ya cubre prácticamente toda la demanda de electricidad con la originada de fuentes renovables, dijo el presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, en la inauguración de la planta fotovoltaica Hikari, la segunda donada por Japón a Uruguay, ubicada en el Parque de Vacaciones UTE-Antel. En 10 años se instalarán en el país paneles para aportar a la red unos 800 megavatios de fuente solar.

“El total de la electricidad generada en las últimas 24 horas en Uruguay provino de fuentes renovables, 70 % de ella de origen eólico gracias a las condiciones climáticas favorables”, destacó Casaravilla en el acto de este miércoles 24 en el Parque de Vacaciones UTE-Antel, en el departamento de Lavalleja, del que también participaron la vicepresidenta Lucía Topolansky, el director ministerial de Energía, Rubén García, y el embajador de Japón en Uruguay, Tatsuhiro Shindo.

Casaravilla agradeció al gobierno y al pueblo de Japón por la donación de esta segunda planta fotovoltaica, llamada Hikari, que proveerá de electricidad al Parque de Vacaciones.

En 2013, cuando se inauguró la primera planta fotovoltaica donada por Japón, Uruguay estaba en un proceso de transformación de su matriz eléctrica. “Estábamos convencidos de que las fuentes de energía renovable no convencionales serían la solución definitiva para el país”, subrayó.

Por su parte, Topolansky sostuvo que “el proceso que lleva adelante Uruguay le permite generar la mayor cantidad de variables de energía de origen renovable”. “Es necesario buscar las mejores alternativas para cada lugar del territorio”, apuntó.

Además mencionó que en los próximos diez años se instalarán parques fotovoltaico para producir 800 megavatios de energía en el sistema, sumados a los 400 megavatios de energía eólica ya existente.

A su vez, García resaltó el aumento de empresas e industrias con plantas fotovoltaicas. “Uruguay fue en 2010 el primer país de América Latina en diseñar un marco legal que permitió a las compañías instalar su propia generación y condiciones que ayuden a sustentar el consumo energético y el valor económico de cada empresa”, expresó.

También hizo referencia al predio donde está ubicada la planta, que es visitado por más de 40.000 personas por año. “Están dadas las condiciones para concretar un centro educativo”, dijo.

El embajador Shindo celebró, en tanto, el acuerdo de su país con Uruguay y los avances logrados en materia energética desde la concreción de la primera planta. Hizo especial mención al esfuerzo de los organismos involucrados para la continuación de este proceso y celebró que cuente con el apoyo del gobierno de Japón.

Fuente: Presidencia de la República